Implantes Dentales en Tijuana

En los últimos años, los implantes dentales se han convertido en una manera popular y efectiva de reemplazar los dientes perdidos y están básicamente diseñados para mezclarse con los otros dientes. De hecho, mucha gente los considera como una excelente solución a largo plazo para restaurar su sonrisa. Entonces, ¿qué es un implante dental? Un implante dental es simplemente una clase de tratamiento donde una raíz de diente artificial se fija en su quijada para sostener un diente o un puente del reemplazo. Un implante dental es a menudo una mejor opción para aquellas personas que han perdido un diente o varios dientes debido a una lesión, enfermedad periodontal, o alguna otra razón.

Básicamente, hay dos tipos de implantes dentales. Endorobe el implante es el tipo más común de implante y se hace en el hueso. Es generalmente eficaz para los pacientes con las dentaduras desprendibles o los puentes. El otro tipo de implante dental es subperióstico y es de uso general para los pacientes que tienen altura mínima del hueso y no pueden usar las dentaduras convencionales.

Entonces, ¿qué implica el procedimiento de tratamiento de implantes dentales? Echemos un vistazo al procedimiento.

En primer lugar, el paciente se somete a una cirugía donde el cirujano coloca el implante en el hueso de la mandíbula.

El hueso alrededor del implante puede sanar en un proceso conocido como osteointegración (se combina con el hueso). En algunos casos, algunos pacientes pueden tener implantes y dientes de reemplazo al mismo tiempo, mientras que otros tienen que esperar varios meses antes de que el diente artificial pueda ser atado al implante.

El paso final consiste en la colocación del diente artificial/dientes.

Es importante tener en cuenta que la buena salud es necesaria para el tratamiento. Por eso es altamente recomendable ser evaluado médicamente antes de la cirugía del implante para evitar complicaciones adicionales. Se sabe que la diabetes, la leucemia y otras enfermedades crónicas interfieren con el proceso de curación después de la cirugía y, en ese caso, no se recomienda el implante.

En general, los implantes dentales no sólo ayudan a reemplazar un diente que falta, sino que también ayudan a mejorar la apariencia, promueven la buena salud bucal, aumentan la comodidad, hacen que comer sea menos difícil y ayudan a mejorar la autoestima. Son también durables y pueden durar una vida con cuidado y mantenimiento apropiados.

Programe su cita