logo

TJ (664) 900-6106 / SD (619) 488-2120

Av. Sirak Baloyan 1935, Zona Centro, Tijuana

Sobre el Bruxismo (Apretar y Rechinar)

On June 3, 2017

By

¿Aprieto? ¿Rechino mis dientes? ¿Cómo lo puedo saber? ¿Cuál es la diferencia entre una y otra después de todo?

Estas son preguntas importantes que algunos de ustedes pudiera haberse hecho. A otros, sus dentistas pudieron haberles dicho que lo estaban haciendo, por lo general seguido con la  recomendación del uso de una guarda o protector nocturno. En algunas circunstancias, el dentista que detecta signos de apretamiento y rechinamiento también puede recomendar coronas, tratamiento de ATM (articulación temporomandibular, localizado justo a un lado de tu canal auditivo), limar algunos de los dientes, entre otras cosas. Estoy de acuerdo con todos estos tratamientos como un alivio para alguien que sufre de este malestar y también me gusta llegar a la raíz del problema, el saber por qué mi paciente está apretando y rechinando.

Entonces, empezaremos con el título del problema y tomarlo desde ahí. Si juntas tus dientes y todos los superiores  e inferiores están en contacto y permanecen en ésta posición, eso es apretar. Si, mientras detienes ésta posición sin separar los dientes, empiezas a mover tu mandíbula hacia atrás, adelante, hacia la izquierda y hacia la derecha, aunque sea un movimiento menor, entonces esto es rechinar. Y un bruxista es el paciente que hace la combinación de los dos. Sencillo, no es así? En mi opinión, no se puede ser un rechinador sin ser un apretador.

De acuerdo, entonces regresemos a la definición de apretamiento. Toma en consideración que tus dientes superiores solo deben de hacer contacto con los dientes inferiores mientras 1) masticas, 2) tragas comida, líquidos o saliva y 3) si estás utilizando una guarda protectora, como en el deporte y 4) cuando tu mandíbula busca su “posición de descanso”, movimientos laterales y prognáticos… cosas técnicas que no valen la pena explicar. Entonces esto significa que en cualquier otra situación aparte de estas cuatro, si te encuentras haciendo contacto con los dientes superiores e inferiores,  probablemente eres un apretador. Piénsalo, si mientras lees un libro, manejas, ves televisión, incluso cuando caminas y te encuentras haciendo contacto con los dientes,  probablemente eres un apretador. Entonces; si después de esto mueves tu mandíbula, quizá seas un rechinador  también; esto normalmente ocurre durante la noche.

Signos que puedan indicar que estuviste rechinando durante las horas de sueño:

• Despiertas sintiéndote como que estuviste masticando chicle toda la noche, como si hubieras levantando pesas con tus músculos de las mejillas (es raro, lo sé), sientes todo tu cuerpo relajado y listo para empezar el día pero sientes la boca cansada.
• Observas señales de desgaste en las superficies de los dientes donde se mastica y alrededor de la línea de la encía.
• Tus dientes están sensibles especialmente alrededor de la línea de la encía.
• Empiezas a quebrar dientes, rellenos o coronas
• Tienes dolor de ATM

Si eres valorado por un dentista tradicional y él detecta uno o más de estos signos, entonces recomendará los tratamientos adecuados. Normalmente es algo como lo siguiente:

• Músculos para masticar adoloridos= Guarda nocturna
• Desgaste de dientes= Rellenos o coronas
• Dientes sensibles= pasta dental para sensibilidad
• Dolor de ATM= referido a un especialista de ATM

Ahora, hay que revisar rápidamente por que estarías apretando y rechinando:

1.- Estrés
2.- Ansiedad
3.- Nerviosismo
4.- Ha desarrollado un tic nervioso
5.- Intranquilidad
6.- Reacción traumática
7.- Un relleno dental previo se dejó muy alto
8.- Necesita brackets (maloclusión)

Personalmente, las razones de la #1 a la #6 son iguales para mí. Todas se deben a estar estresado. La #7 y #8 deben ser atendidas. Para mi punto de vista, la razón principal por la que la mayoría de la gente aprieta y rechina los dientes es por estrés. Cualquier tipo de estrés. Lo que sea que nombre, estrés referente: al tráfico, trabajo,  vecindario, asuntos familiares, dinero, amor, pérdida de  un ser querido o su trabajo, en espera de un bebé, ganarse la lotería, gastos, entre otros. La primera pregunta que debes hacerte es: “Que me puede estar estresando?” Si no tienes respuesta, intenta adivinar una. Y este es el paso número 1: Identificar lo que te está estresando. Usualmente es el más difícil de todos los pasos ya que involucra reconocimiento y aceptación individual. El paso número 2 es tratar con ese problema debidamente para bajar tu nivel de estrés. Puede ser algo tan sencillo y rutinario como leer un libro,  ver televisión hasta ir a clases de yoga. Se trata de hacerte consciente de la causa de tu estrés y después tratarlo adecuadamente; si se hace naturalmente, mucho mejor, aunque en algunas casos son necesarios los remedios farmacéuticos o terapia profesional. Esto puede incluir uno o varios de los siguientes puntos:

• Hacer Yoga, meditación o algo similar
• Comenzar tu camino espiritual
• Ejercicios de respiración
• Homeopatía
• Asertividad
• Empezar a comer saludable
• Rezar
• Leer un libro
• Caminar en la playa o entorno natural
• Platicar con una figura religiosa de tu iglesia
• Empezar a practicar un deporte
• Cuidar de tu tracto gastrointestinal (colónicos, dieta apropiada, suplementos, etc.)

Todo lo mencionado arriba se escucha perfecto, pero es más fácil decirlo que hacerlo, no es así? Escoja uno, dos o más que esté dispuesto a empezar y que se pueda comprometer a ellos. Entonces, Yo, como dentista, que puedo ofrecer como tratamiento mientras haces esto? Ofrecerte una guarda nocturna, también conocido como protector bucal.

La guarda no es el tratamiento para el bruxismo; solamente es una solución paliativa mientras trabajas en lo que te está estresando. Lamentablemente, la mayoría de los dentistas piensan que es la solución al problema. La guarda hace dos cosas para ti: 1) previene que desgastes la estructura de tus dientes (vas a estar triturando el acrílico y tendrás que reemplazarlo una vez que lo perfores) y 2) reprograma sus músculos mandibulares y ATM a bajar su nivel/fuerza de rechinar.

El truco es controlar tu nivel de estrés para que no tengas que depender de una guarda durante toda tu vida.

Como nota personal, cada uno de nosotros necesita lidiar con estrés de alguna manera/nivel u otra. Muy pocas personas  llevan una vida libre de estrés; yo solo conozco a un amigo que logra vivir así, Juanito NegroQuemado. Es difícil alejarse del estrés, especialmente si te está esperando a la vuelta de la esquina, en el siguiente semáforo o una vez que llegas a tu oficina. No puedes controlar ninguno de estos factores; es imposible deshacerte de ellos; como no los creaste no los puedes destruir. Lo único que SI puedes controlar es como TÚ reaccionas ante ellos. Como tú cuerpo responderá al estrés… y aquí está la magia de todo esto, tienes poder absoluto sobre tu cuerpo y su reacción. Puedes mirar al estrés en la cara y estar tranquilo ante él, ya que ahora tienes la información y herramientas para trabajar en cómo tu cuerpo responderá a él.

Y mientras tanto, hay que hacer tu guarda.

About Bruxisim (Clenching and Grinding)

On June 3, 2017

By

Do I clench? Am I a grinder? How can I tell? What’s the difference between one and the other anyway?

These are important questions that some of you may have asked. Others may have been told by their dentist that they are doing it, usually followed up by recommending the use of a mouth guard or night guard. In some circumstances, when a dentist detects signs of clenching and grinding he may recommend crowns, tmj treatment (temporal mandibular joint, located right next to your ear canal), selective  tooth grinding, among other things. I agree on all these treatments as relief for someone who suffers from this malady and I also like to get to the root of the problem, to know why my patient clenches and grinds.

So, let’s start by the title of the problem and take it from there. If you bring your teeth together and all upper and lower teeth are in contact and remain in this position, that’s clenching. If, while holding this position without bringing your teeth apart, you begin to move your mandible back and forth, left and right, even if it’s just a minor movement, then that’s grinding. And a bruxist is the patient who does the combination of both. Simple, right? In my opinion, you can’t be a grinder without being a clencher.

Ok, so let’s go back to the definition of clenching. Take into consideration that your upper teeth should only  make contact with their antagonist lower teeth while 1) chewing, 2) swallowing food, liquids or saliva 3) if you are using a protective guard, like during sports and 4) when your jaw searches for its ‘rest position’, lateral and prognathic movements… technical stuff not worth explaining. So this means that in any other situation other than these four, if you find yourself making upper and lower teeth contact, you are probably a clencher. Think about it, if while reading a book, driving, watching TV., even walking and you catch yourself making teeth contact, you are perhaps a clencher. Then, if after this you move your mandible around, then you are maybe a grinder as well; this normally occurs during the night.

Signs that might indicate you grind during sleep hours:

• You wake up feeling like you were chewing gum all night, like if you were lifting weights with your cheek muscles (weird, I know), you feel your whole body relaxed and ready to start your day but you feel your mouth tired.
• You see signs of wear and tear on the chewing surfaces of your teeth or around the gum line
• Your teeth are sensitive, especially around the gum line
• You begin to break teeth, fillings or crowns
• You have tmj pain

If you are assessed by a traditional dentist and he detects one or some of these signs, then he will recommend the according treatments. It is usually something like this:

• Sore chewing muscles = night guard
• Teeth wear and tear = fillings
• Sensitive teeth = sensitive tooth paste
• Broken fillings, teeth = crowns
• Tmj pain = referred to tmj specialist

Now let’s quickly review why you could clench or grind:

1.- Stress
2.- Anxiety
3.- Nervousness
4.- You developed a nervous tick
5.- Restlessness
6.- Traumatic reaction
7.- A previous dental filling was left too high
8.- You need braces ( malocclusion)

Personally, reasons #1 through #6 are all the same to me. They all come down to being stressed. Number 7 and 8 need to be attended accordingly. In my point of view, the main reason why the majority of people clenches and grinds their teeth is due to stress. Any type of stress, you name it: going through traffic, work, neighborhood, family issues, money, love, losing a love one or your job, expecting a child, winning the lottery, bills, among other. The first question to ask you is: “What could be stressing me out?” If you don’t have an answer, try guessing one. And this is step number 1: Identifying what is stressing you out. It is often the toughest step of all since it involves some deep inner awareness. Step number 2 is to deal with that issue appropriately to bring your level of stress down. It can be something as simple and routine as reading a book all the way to going to Yoga classes. It’s all about identifying what is the cause of stress and then dealing with it ; if it’s done naturally, all the better, although in some cases pharmaceuticals or non pharmaceuticals remedies are necessary. This might include one or many of the following:

• Doing Yoga, meditation or similar
• Praying
• Reading a book
• Walk in the beach or in a natural setting
• Begin your spiritual path
• Talking to a religious figure of your church
• Taking up a sport
• Breathing exercises
• Homeopathic
• Being assertive
• Among others

Easier said than done, right? Choose one or two that resonates to your lifestyle, something that would be simple for you to do and ease your way into them. So what can I, as a dentist, do for you in the mean time? Offer you a night guard, also called mouth guard or splint.

The guard is not the treatment for bruxism; it’s only a palliative solution while you work on what is stressing you out. The guard does two things for you: 1) keeps from grinding your tooth structure away (you’ll be grinding the acrylic away and you will need to replace it once you puncture through it) and 2) it will reprogram your jaw muscles and tmj to bring your grinding level / force down.

The trick is to control your stress level so you don’t have to depend on a mouth guard for the rest of your life.

On a personal note, every one of us needs to deal with stress in some way / level or another. Very few people live a stress-free life; I only know of one friend who lives like this, Johnny Blackburn. It is hard to get around stress, especially if it’s waiting for your right around the corner, on the next traffic light or once your reach your office. You cannot control any of these factors; it’s impossible to get rid of them; since you didn’t create them you cannot destroy them. The only thing you CAN control is how YOU are going to react to it. How your body is going to respond to stress…. and here is the magic of it all, you have absolute power over this. You can look stress right in the face and then be cool about it since you now have the information and tools to work on how your body will reply to it.

And in the mean time, let’s do your mouth guard.

Lo que necesita saber sobre la Enfermedad Periodontal

On April 3, 2017

By

Muchos de nosotros hemos escuchado el término “enfermedad periodontal” pero pocos han considerado este problema como una enfermedad, es decir, como una enfermedad real.

Enfermedad periodontal o periodontitis, es la segunda etapa de otra anterior, gingivitis. Si la tiene y no se cuida, puede ascender a periodontitis, siendo más destructiva y aún más difícil de controlar. Puede estar presente con o sin dolor, por eso es considerada agresiva. Si es detectado por su dentista tradicional, probablemente le ofrezca una limpieza profunda y remedios antibióticos como tratamiento.

El enfoque que a mí me gusta tomar es, para empezar, educar al paciente sobre en qué consiste ésta enfermedad. Creo que este es el paso más crucial de todos, que el paciente entienda verdaderamente lo que su enfermedad es, como empezó y como tratarla en casa al cambiar solo algunos hábitos de higiene oral. Piénselo, esta es una enfermedad con la que el paciente está viviendo 24 horas al día y es importante que la reconozca y atienda con su debida importancia. Considero que tratarla depende 80% de la participación del paciente, cuidados en casa y remedios; y 20% depende de cuidado dental en consultorio. Es muy fácil para el dentista tradicional solo decir “Necesita varias consultas para limpieza profunda; después de esto necesitaría verlo 4 veces al año para continuar con ellas”. Dos cosas suceden cuando se dice lo anterior: 1) Primero, el dentista le está quitando todo sentido de bienestar de responsabilidad al paciente; está prácticamente diciendo “Yo hare todos los tratamientos; no hay nada que usted pueda hacer por sí mismo”. Y, 2) el dentista casi le está dando una sentencia de por vida de “limpiezas profundas” al paciente.

Prefiero apoderar a mis pacientes a ser proactivos en su cuidado de las encías.

El dentista limpiará los dientes de su paciente, digamos, en unos 60 minutos en el sillón dental, pero ¿qué sucederá una vez que el paciente salga del consultorio y se come un taco y no está debidamente instruido en como mantener limpias sus                          encías? Exactamente, se convertirá en un paciente de limpieza profunda de por vida. Un panorama maravilloso para el dentista, no para el paciente.

Después de educar al paciente y proveerlo con conocimiento suficiente para comprender todo el panorama, entenderá como su enfermedad está directamente relacionada con enfermedades del corazón y problemas de circulación, tales como diabetes y presión alta. No puede atender una enfermedad sin tratarse la otra; van de la mano.

Parte de la educación es ofrecer alternativas a los tratamientos tradicionales para la enfermedad periodontal. Varios pacientes previamente diagnosticados con esta enfermedad han tenido tratamiento y han continuado batallando con estos problemas aún varios anos después de que fue detectada. La enfermedad periodontal puede ser controlada y, seguido puede revertirse, pero solamente si cambia sus hábitos de rutina oral en casa y fuera de casa. Mi enfoque es con ayuda de odontología holística y alternativa, remedios que pueden ayudar a recuperar la pérdida de hueso y encías retraídas, con frecuencia pudiendo mejorar la profundidad de las bolsas, la movilidad de los dientes y reducir la formación de sarro. Agregando la sales celulares de Schussler y xilitol a su dieta puede tener un gran impacto en su salud bucal y sistémica. Trabajando con gas ozono y agua ozonizada mejora grandemente el resultado de su tratamiento. Repasando lo básico también es de mucha ayuda; esto es, digamos, aprendiendo nuevamente a cepillarse los dientes, hilo dental y el tipo de enjuague bucal que use.

Siéntase libre de hacer una cita para una consulta dental en Tijuana junto con sondeo de sus encías y una serie completa de radiografías para determinar si usted tiene gingivitis o periodontitis y para saber y aprender cómo abordarlo con un acercamiento natural  y estará en camino de obtener un mejor estilo de vida y más saludable.